Exodo

Switch to desktop Register Login

INICIO

DESPUÉS DE LA TORMENTA

GENERALMENTE DE HERMOSILLO.

Prof. Luis Mario Navarro Miranda.

“Después de la tormenta”

“Después de la tormenta la calma llegará”… Tal parece que esto aplica ad hoc en Huatabampo, tras la tormenta que amenazó con “pegar” este fin de semana, que mantuvo con el “Jesús en la boca” al sur de Sonora…. También la calma llegó en el tema del famoso logo de la administración “caita”, encabezada por Ramón Díaz Nieblas, que cuando menos en redes sociales, se le vio muy activo realizando labores preventivas a causa de “Norman”… Claro, no da para tanto como para poner en un museo o en subasta las botas enzoquetadas que usó para atender dicha contingencia, como se presumía en una imagen circulada en el famoso “cara de libro”…. No exageréis, solo cumple con su obligación el famoso “chavalo”, y punto… “No le ayuden compadre”…. ¿Qué opina usted?
Ya pasado los enojos, es tiempo de poner “manos a la obra”, porque como bien indicaron: “Huatabampo va mas allá de un logo”…. Aunque no cuente con ningún trazo de historia, costumbre y tradiciones, pertenecientes a esa tierra… En fin…. Desde la silla que una vez ocupara Álvaro Obregón Salido, se observan temas pendientes. Aquí en este espacio, hemos comentado una y otra vez, que desde hace décadas, no se abren industrias de gran calado generadoras de empleos… Las mismas de siempre: Yavaros industrial y la casi desaparecida empacadora de legumbres, que en su momento fue símbolo de bonanza económica de la que se hacía alarde, y que a muchos les dio la posibilidad de irse a curar las muelas a Tuccson cuando menos…

El ocupante del “City Hall” Huatabampense, -y todos los munícipes- tiene una tarea primordial: Gestionar la llegada de nuevas empresas, que aseguren empleo, para activar la economía. La gente quiere que “chille el sartén”, como tanto se insistió con este slogan tan pegajoso, usado en los tiempos de guerra electoral… Repito, este asunto ya tiene rato, no es de ahora y no es nada sencillo, pero ante tanta expectativa generada en la “conquista” del sufragio, -no se debe de ser excelente candidato y mal gobernante- la gente quiere “ver para creer”…Y no precisamente plazas comerciales, perfiladas en este momento para convertirse en las “pequeñas Vegas”, ¡no!, definitivamente, el progreso no se mide en base a la apertura de OXXOS, va mas allá de ello… ¿Qué opina usted?
Se me ocurrió preguntar aquí en la “tierra de las coyotas”, la razón de la no apertura de grandes empresas, como las antes citadas, y la respuesta que más llamó mi atención fue la siguiente: No abren porque hay intereses a los que no les conviene, ya que la mano de obra que se ocupa en el campo, se emplearía en la industria, y sería más complicado llenar los espacios… Simplemente mi profe, me refiero a los caciques que en todas partes hay.... “Remataron…” Aseveraciones fuertes sin duda, aunque en su fortalece no radica plenamente la verdad.. ¿Cómo la ve?

Y bueno, del turismo, del aprovechar las playas con las que cuenta el municipio, ¡uchi! ¡qué va!... Administraciones van y vienen, y nada se ha hecho para atraer mediante esta actividad ingresos… Digo, no sé si podamos tomar bajo ese concepto, el cobro por el acceso a las playas cada semana santa, que van destinados al H. Cuerpo de Bomberos…. La duda aquí es la base dónde se aplican: Si la que esta enseguida de la comandancia, o la ubicada frente a la Plaza Juárez…. En fin... En honor a la verdad, es una asignatura difícil, que en otros polos turísticos plenamente desarrollados, como San Carlos y Peñasco, sigue siendo una tarea inacabada… “No hay que pedirle peras al olmo”…. ¡Que así la dejen profe!, como playas locales, de la “raza”, tranquilón… ¿Qué opina usted?
Hay tantos temas que compartir, tocar y atacar, que no quisiera ni imaginarme en las botas del “chavalo”, –aparte los callos me impiden-  y hay que decirlo: No le dejaron para nada un panorama halagador… “cuentas mochas y amistades cortas”... Lo que si no es “onda” –como dicen los chamacos- es estarse “tirando la bolita”. Si realmente no se va proceder como debe en cuanto a la transparencia de las cuentas, mejor que no se diga nada, ya que se convierte pues en una cuestión meramente mediática, ociosa y desgastante, con perversos y evidentes fines políticos… Como dijera Napoleón Bonaparte: “En política hay que sanar los males, jamás vengarlos”… Tal vez se esté actuando bajo esta máxima, ya que si le jalan de un lado la cobija se destapa de otro; sea el color que sea que haya ocupado la silla municipal… ¿o no?..

Otra de las cuestiones que debe ser menester para quién dirige los destinos de la “tierra de los generales” –no solo ahí- es la cuestión de los sueldos. Mire usted: Alguna vez le comentaron a su servidor, en la cima del Cerro de la Campana, que eran sorprendentes los sueldos que aparecían registrados en el ISSTESON, erogadas desde las arcas municipales. “Es una de las nominas más altas que me ha tocado ver… No corresponden a la realidad económica del municipio”… Acotó el funcionario del “New Son”… Si a nivel estatal, y en teoría, el “líder moral” albiazul, está llevando un programa de “austeridad”, habrían de hacerlo a nivel municipal, y reducir los sueldos… No mas no vaya a pasar los mismo que a nivel estatal, que le “encontraron el hilo”, y se sustituye el descuento nominal, agendando viajes “fantasmas”, obteniendo viáticos para tales efectos… ¡Plop!...
Por último y siguiendo con las analogías, tampoco debiera ocurrir la pugna entre grupos que obedecen a diferentes líderes políticos, que tienen posicionada a su gente –para bien o para mal- dentro de la administración municipal. Por ejemplo: Si Juan Pérez, es gente afín a César Bleizeffer, y su jefe es “Pancho” López, gente del “chavalo”, y si este último baja instrucción, y el primero no cumple, no acata, se tira a la “milonga”, se “mete a vivo” cobijado por la sombra de su líder, se convertirá esto en un caos, como exactamente pasa a nivel estatal, y el mayor afectado es el ciudadano que se queda esperando soluciones… ¿Qué tal? …. ¡Que sea para bien!... “Voz del pueblo, voz del cielo”….(Refrán).

Todos los Derechos Reservados © 2011 Semanario Exodo

Top Desktop version